Descubre los beneficios de la dieta detox

By Diego, 29 Octubre, 2016

Todos en algún momento, hemos sentido esa sensación de llenura extrema, de nauseas, en donde decidimos decir ¡hasta aquí! Generalmente, ocurre después de comer sin ningún control, mucha comida procesada con químicos, y es cuando se hace necesaria la dieta detox.

Esta dieta, de la cual existen muchas variaciones, se basa en los principios de desintoxicación del organismo. Todo ello, con el fin de someterlo a un proceso de limpieza y purificación. Esto promete un rejuvenecimiento o restauración en aproximadamente 7 días.

Los órganos involucrados en la dieta detox

Cuando se habla de desintoxicación, la gente suele pensar en el hígado. Se trata del órgano principal del cuerpo encargado de este proceso. Sin embargo, nuestros cuerpos están diseñados para desintoxicarse a través de múltiples vías. Esto incluye la piel, los riñones y el colon.

La piel, el órgano más grande del cuerpo, absorbe las toxinas y las elimina a través del sudor. Los riñones filtran la sangre y excretan toxinas a través de la orina. El colon es donde las toxinas que se metabolizan en el cuerpo son envasados con fibra y enviadas en forma de residuos.

Si bloqueamos las “puertas de salida”, con comida chatarra, exceso de enlatados, grasas y alimentos con químicos, acumulamos las toxinas, pues no hay forma de eliminarlas. Para asegurarte de que puedes volver a la ‘normalidad’, debes comenzar a recibir la fibra, También debes ingerir el agua necesaria para limpiar tu cuerpo, es se logra a través de la dieta detox.

Las 3 fases del proceso de desintoxicación

El hígado toma cada molécula que circula en nuestro cuerpo. Su función es transformar los tóxicos en sustancias inocuas, biodegradables en la fase I de desintoxicación. Los expertos señalan que si estás luchando con problemas de infertilidad, acné, hinchazón, sensibilidad en los senos o bajo deseo sexual, podría ser debido a que las hormonas no están siendo eliminadas adecuadamente.

Algunos de estos compuestos pueden ir directamente a la Fase III para la eliminación. Mientras que otros requieren un segundo desglose llamado Fase II. En la Fase II, los compuestos intermedios se unen a moléculas como glutatión, glicina, y sulfato, creando sustancias no tóxicas que pueden ser eliminadas.

Durante la Fase II, los radicales libres (los malos, cosas que causan cáncer) también se producen como un subproducto. Sin embargo, pueden ser neutralizados si levas una alimentación saludable y rica en antioxidantes.

Alimentos incluidos en las fases

Todos los elementos mencionados anteriormente, permiten la desintoxicación y provienen de los alimentos.

Los principales nutrientes necesarios para la Fase I son: ácido fólico, calcio y vitaminas B3, B6, B12, A, C y E. Las mejores fuentes son las frutas, verduras, granos, y curiosamente la carne.

Esta última, contiene las mayores concentraciones de algunos de estos nutrientes, especialmente ácido fólico y vitaminas A, B12, B6 y E.

En la Fase II, requieres de los aminoácidos glutamina, glicina, taurina, y cisteína, que provienen de las proteínas. Además de todas estas frutas y verduras que normalmente asociamos con la desintoxicación, la proteína es un componente clave para el proceso.

Si no tienes la proteína para hacer aminoácidos, tu cuerpo va a robarla del tejido muscular. Es por ello, que la dieta detox tiene grandes resultados asociados a la pérdida rápida de peso.

What do you think?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *