disfunción eréctil

Guía básica para entender las causas de la disfunción eréctil

By Diego, 27 Octubre, 2016

Disfrutar de una buena sexualidad, también forma parte de la salud integral del ser humano. Cuando aparece la disfunción eréctil, solemos callar la situación y evadirla permanentemente pensando que se solucionara por si sola. En este artículo, te daremos una guía práctica de conceptos e información básica y esencial, necesaria para abordar este tema tan delicado.

¿Qué es la disfunción eréctil y cuáles son sus causas?

Consiste en la incapacidad de lograr o mantener una erección adecuada para el coito. Para lograr una buena erección, se necesita que la sangre fluya directamente al pene. Si constantemente necesitas hacer un gran esfuerzo para lograr una erección a la hora del sexo, puedes estar sufriendo de este mal.

Las causas incluyen medicamentos, enfermedades crónicas, mala circulación de la sangre a los genitales, la ingesta excesiva de alcohol, o el cansancio. Las enfermedades que pueden causar este problema son:

  • Diabetes: Los nervios y vasos sanguíneos por donde fluye la sangre, se ven afectados.
  • Enfermedades renales: Se asocian a la energía y el apetito sexual.
  • Trastornos del sistema nervioso y del cerebro: No se puede conseguir una erección sin la ayuda de tu sistema nervioso. Los accidentes cerebrovasculares, esclerosis múltiple, Alzheimer, y Parkinson interrumpen el flujo de sangre hacia el pene.
  • Enfermedades de los vasos sanguíneos: Estas enfermedades pueden reducir el flujo de la sangre. Las arterias bloqueadas, la presión arterial alta y el colesterol alto son algunas de las causas más comunes de la disfunción eréctil.

Otras causas asociadas al problema

Si no sufres de ninguna de las enfermedades anteriormente descritas, es posible que sean otros factores externos los que estén causando el problema.

Depresión

El cerebro tiene un papel importante en el sexo, en el que frecuentemente no es repara. La excitación sexual se inicia en la cabeza y se abre camino hacia los órganos sexuales. La depresión puede provocar un descenso de tu deseo y puede conducir al problema.

Irónicamente, muchos de los remedios empleados para tratar la depresión también puede suprimir el deseo sexual y hacer que sea más difícil conseguir una erección, así que en ocasiones resulta peor el remedio que la enfermedad.

Alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede obstaculizar una erección, pero los efectos son generalmente temporales. La buena noticia es que el consumo moderado, aproximadamente una o dos bebidas al día, podría tener beneficios para la salud como la reducción de los riesgos de enfermedades del corazón. De esta forma, se reducen también los riesgos de padecer disfunción eréctil.

Estrés

No es fácil tener humor para el sexo cuando estás abrumado por las responsabilidades del trabajo y el hogar. El estrés puede hacer estragos en muchas partes del cuerpo, y puede provocar también disfunción eréctil. Lidiar con el estrés no es fácil, sin embargo, si hacemos cambios en nuestro estilo de vida que promuevan el bienestar y relajación, como hacer ejercicio regularmente o dormir lo suficiente, serán de gran ayuda.

What do you think?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *